Ir a Página Principal
       CUARESMA 2010    E. SECUNDARIA    COLEGIO SAGRADO CORAZÓN DE ARNEDO DE LA RIOJA

4  SEMANAS DE CUARESMA
- Itinerario de Cuaresma hacia la Pascua -

Desarrollo de la actividad

   Se trata de componer un pequeño mural, al que llamaremos TAPIZ y, tal como son los tapices, puede resultar lleno de colorido.

   Se lleva a cabo con una hoja de base y cinco dibujos que ayudan a recorrer la vida activa de Jesús y a dar una explicación de por qué le mataron.

   Se puede tratar cada dibujo y su contenido en una sesión.

   Para crear el tapiz utilizaremos papel continuo.               

El contenido de las cuatro  sesiones:

1ª - Jesús defendió a los más débiles. Eso era muy bueno, pero a él le creó algunos enemigos.
2ª - Jesús enseñó que Dios es padre. Era una buena noticia, pero algunos le rechazaron por ello.
3ª - Jesús defendió la justicia y la libertad. Eso era bueno pero a él le creó enemigos.
4ª - Por su amor a los más débiles, por querer la verdad y la justicia fue perseguido y le pasó lo peor.

PRIMERA SEMANA

Jesús defendió a los más débiles

   Comenzar por plantear la creación del gran tapiz.

   Empezamos con la primera escena (figura 2), se reparten los dibujos.

   Comentario-reflexión. ¿Qué representa este dibujo? Es un dibujo representativo de una parte importante de la actividad y la enseñanza de Jesús. (Lectura de Mc 1,35-2,37; Mc 10,13-16).

   Resaltar en el comentario: Jesús acoge con cariño a las clases marginadas de su tiempo, que los maestros de la ley decían que eran rechazados de Dios; las enfermedades decían que eran castigo de Dios por los pecados. Jesús dice la verdad sobre Dios: perdona y cura; Dios no es enemigo del hombre. Jesús atiende de manera particular a los niños y a las mujeres a quienes los fariseos y maestros de la ley no tenían en cuenta. Esta defensa de los débiles no caía bien a los más fuertes.

   Conexión con la experiencia de los alumnos: A veces ocurre que uno quiere defender la verdad, le parece lo más normal, y por hacer eso se crea enemigos.

   [Mantener un breve diálogo sobre experiencias habidas y sobre el porqué de los que se ponen en contra de la verdad o de lo bueno; de una o de otra manera, la oposición vendrá a ser de aquellos que tienen intereses creados en que nada cambie, aunque otros se perjudiquen]
                       
   Si parece oportuno, añadir a la parte del tapiz compuesta un letrero que exprese la idea: “Defendió a los que sufrían injusticia. Eso le creó enemigos”     

   Oración (en clima de silencio, tendrá cabida terminar con una oración; tal vez no tanto, en un trabajo escolar; puede ser espontánea o la que proponemos dicha a coro): 

Señor Jesús, admiro tu constancia y valentía en proclamar la verdad.
Admiro tu defensa de los más débiles, me gusta tu simpatía por los niños y las mujeres. Hacías estas cosas porque amabas a las personas, aunque ello te costaba la oposición de algunos enemigos.
Jesús, quisiera tener tu misma valentía.
Abre mis ojos al sufrimiento de los demás, de los que sufren el abuso de otros,
y dame fuerza para ponerme de parte de los que necesitan ayuda.
Enséñame a reconocer que eres tú el que sufre cuando veo sufrir a mis hermanos, y dame un deseo profundo de encontrarte y quererte en ellos.
Enséñame a amar como tú amabas, a ayudar como tú ayudabas, a dar como tú dabas, a servir como tú servías. Amén.

SEGUNDA SEMANA

Jesús enseñó que Dios es padre

   Como en la sesión anterior, empezar repartiendo los  dibujos (figura 3) 

   Comentario-Reflexión a propósito del dibujo. (Lectura de Lc 15,1-32) Las parábolas más famosas del Evangelio. Se presenta a Dios como un padre que respeta al hijo y lo quiere por encima de todo. Un padre que se alegra más por el hijo recuperado que por el que no necesita recuperación. La postura de Dios para con el hombre es de amor y deseo de darle la vida plena. Esto escandalizaba a los maestros de la ley. Ellos habían presentado a Dios como un soberano que somete, y ponían la observancia de la ley por encima del hombre; aquella idea de un Dios exigente agobiaba a la pobre gente. Jesús nos enseña a mirar a Dios con confianza, “Decidle así: Padre nuestro...”

   Colorear y pegar.
   Si parece oportuno, añadir a la parte del tapiz compuesta un letrero que exprese la idea: “Defendió que Dios es Padre y nos ama. Pero eso le creó enemigos”       

   Oración (como la vez anterior, con una oración espontánea o diciendo a coro):

Padre Dios, tu Hijo Jesús nos enseñó a sentirte como Padre de todos.
Gracias por tu confianza y tu cercanía para con nosotros.

Qué buena noticia saber que nos recibes con los brazos abiertos
siempre que nos hayamos ido y queramos volver.

Ojalá  vivamos siempre como verdaderos  hijos tuyos.
Danos energía para ir haciéndonos buenos como tú,
hasta llegar a querer a los despreciados y marginados como tú los quieres.

Perdón, Padre, porque muchas veces el afán de dominar nos impide respetarnos y querernos como hermanos;
perdón por la veces que el machismo nos ha impedido respetarnos y complementarnos, en igualdad los hombres y las mujeres, con amor de hermanos.

Que sepamos construir juntos tu Reino de justicia, de amor y de paz.
Que así sea.

TERCERA SEMANA

Jesús defendió la justicia y la libertad

   Repartir del dibujo (figura 4). No es realista como los anteriores; es simbólico... ¿Qué representa? (El hombre libre, que hace por sí mismo lo que sabe que tiene que hacer, aunque no se  lo digan las normas y las leyes)          

   Lectura-Reflexión. (Lectura de Lc 6,1-11 y Mt 23,1-9). El legalismo de los fariseos y maestros de la ley había llegado a exageraciones y exigencias inhumanas. Mandaban como había que hacer todas las cosas y no dejaban tranquila a la pobre gente, y les amenazaban en nombre de Dios. La deformación pudo llegar hasta el colmo de hacer creer que se agradaba a Dios dando muerte a una persona, como en el caso de aquella mujer pecadora que la ley mandaba apedrear. Jesús defiende que lo importante es la persona, que la ley se ha hecho para orientar y ayudar a las personas, y lo mismo el culto, las prácticas religiosas... La auténtica religiosidad se manifiesta en el amor a los demás como Jesús. Esta rebaja de la importancia de la ley no gustaba a los fariseos, aunque no sabían cómo discutírselo a Jesús. Así se fue enconando su rabia y pensaron en eliminarlo.

   Colorear el dibujo y pegarlo en el tapiz.

   Conexión con la experiencia de los alumnos. Las leyes y las normas están al servicio de los hombres, algunas normas son imprescindibles para poder vivir en comunidad, cumplirlas hace nuestra vida más humana. Pero hay veces que la norma machaca al hombre, es la exageración que critica Jesús. Lo mismo hay que decir de costumbres y modas que se nos imponen.

   [Breve diálogo sobre realidades conocidas por los alumnos de normas (y de modas: “el que no haga esto es un rajado” o el que no tenga tal cosa de moda es rechazado) que esclavizan. El profesor sabrá enfocar el diálogo hacia la formación de una conciencia crítica sin el rechazo para toda clase de normas.]
           
   Si parece oportuno, añadir a la parte del tapiz compuesta un letrero que exprese la idea: “Defendió que la persona es más importante que la ley. Eso le creó enemigos”
           
   Oración(terminar con una oración espontánea o diciendo a coro):

Estamos en Cuaresma, Señor, el tiempo de preparación para la Pascua.
El mismo mes que la naturaleza prepara la primavera
nosotros preparamos la Pascua de Resurrección.

Tú enseñabas a los de tu tiempo que la norma está al servicio del hombre
y que el hombre no es esclavo de la ley,
porque los hijos de Dios no han de vivir como esclavos.

Estamos en tiempo de Cuaresma.
Deseo, Señor, para nosotros una primavera de crecer y madurar:
deseo para nosotros cabezas que sepan pensar,
corazones generosos para actuar
y conciencias responsables al decidir.

Que acojamos con generosidad las normas que son necesarias,
y no nos dejemos imponer obligaciones que nos esclavizan.
Así sea.

CUARTA SEMANA

Por amar a los hombres sufrió la pasión

   Leemos aquella parte de la pasión en la que aparece el rechazo y la condena de parte de los poderosos de Israel y de los Romanos. Leer Mc 14,43-15,27 (desde el prendimiento a la crucifixión). Si se fotocopia de los leccionarios del altar, se puede hacer una lectura dialogada entre todos como viene en el leccionario –S lo leen todos-, que a los niños les centra más.
           
   Comentario-reflexión: El Sanedrín (los doctores de la ley) quiere eliminar a Jesús a toda costa, se ponen nerviosos porque no aparecen acusaciones válidas, meten prisa a Pilato... tienen algo personal contra él. Pilato no lo ve claro, sin embargo no respeta los derechos de Jesús, no es un personaje del que tenga que temer; tal vez sí que tiene miedo de Barrabás y los que le apoyan; también tiene miedo de que se le revolucionen los judíos en días de las fiestas... Así que decide condenar a Jesús, es lo que en ese momento más le conviene. A Jesús le pasó como a los débiles de este mundo que sufren el abuso de los fuertes. Sus amigos y partidarios eran otros débiles, no daban miedo a Pilato. Jesús era un indefenso. Y le insultaron, le pegaron, le mataron... participó de nuestros dolores por los pecados (el odio, la injusticia, la cobardía...) de otros hombres.

   Esta persecución le había venido por su decisión de defender a los más débiles frente a los doctores de la ley y por anunciar la salvación de parte de Dios para todos y por denunciar los abusos que se cometían... murió por los pecados de los hombres y por la salvación de los hombres.

   Conexión con la experiencia de los alumnos: los intereses y los egoísmos de algunos hombres causan dolor a otros hombres e incluso causan su muerte.

   [Aportar experiencias. Recordar que Jesús ha dicho: “Lo que hacéis a uno de estos pequeños me lo hacéis a mí”]
           
   Colorear y pegar en el lugar correspondiente los dos dibujos que se refieren a la pasión (figura 5)

   Añadir en la base del mural un letrero de lado a lado:  POR NOSOTROS LOS HOMBRES Y POR NUESTRA SALVACIÓN FUE CRUCIFICADO Y MUERTO

Oración (terminar con una oración espontánea o diciendo a coro):

Padre Dios, es justo y necesario que te demos gracias por Jesús.
Tú nos lo enviaste para que fuera nuestro salvador.
Quisiste que fuera en todo semejante a nosotros, menos en el pecado.
Él estuvo cercano a todos y ayudó especialmente a los más débiles.
Participó de nuestros dolores y tanto amó a los que lo necesitaban
que no dudó en dar la vida por los hombres.
De este modo, su amor venció al odio y a la muerte.

Por eso, nosotros hoy te damos gracias y repetimos una vez más:
¡Santo, Santo, Santo es el  Señor Dios de todo el mundo!
¡Bendito Jesús que ha venido para abrirnos el camino de la salvación!

Alta-web |Comentarios | Email | Novedades | Encuentro | Portal | webmasters |
alfanet87,scp