Ir a Página Principal
EXPERIENCIA - JMV Y JMJ LLODIO

   Como miembros de JUVENTUDES MARIANAS VICENCIANAS, acudimos  a la EJV y JMJ en MADRID con el compromiso de profundizar en nuestra FE a través de una experiencia de Encuentro y convivencia.

EXPERIENCIA - JMV Y JMJ LLODIO

   Nervios, expectación, emoción.

    Nada estaba muy claro cuando nos montamos en el autobús. Ibamos a ver al Papa, habría mucha gente, muchas actividades, mucha Oración, muchos encuentros, muchas celebraciones, muchos jóvenes vicencianos.  Eso era lo único que sabíamos por aquel entonces. Pero lejos de asustarnos, las ganas de encontrar algo diferente a nuestra cotidianidad nos animó; incluso siendo conscientes de que dejábamos nuestro pueblo envuelto en el jolgorio de unas fiestas patronales recién estrenadas en LLODIO. Viajábamos animados, ilusionados, imaginándonos como sería. El peregrinaje había comenzado.

    Nada más llegar a la BASÍLICA DE LA MILAGROSA el espectáculo que teníamos ante nuestros ojos era impresionante; jóvenes de todo el mundo raza, origen y condición caminando juntos bajo una misma FE. Parecía un abanico de colores pues cada uno ondeaba la bandera de su país. Oramos, fue  un MOMENTO DE ACERCAMIENTO donde pudimos conocer y compartir experiencias, inquietudes, formación en la FE y COMPROMISO con los más desfavorecidos.
Miles y miles de jóvenes, eso era. Hasta más de tres mil hijos de la Familia Vicenciana, de todas las nacionalidades, razas y colores. Unidos bajo un mismo techo, dimos comienzo al Encuentro de Jóvenes Vicencianos. Todos juntos, en armonía.EXPERIENCIA - JMV Y JMJ LLODIO

   Se nos entregó una máscara, signo de nuestro fuero interno.

¿Cómo somos verdaderamente?

¿Lo mostramos a los demás?

¿Cuáles son mis fallos?

   Quitarte tu máscara y mostrársela a los demás es duro, y por ello la llevamos prendida durante todo el día. Finalmente,  tras esa jornada de presentación, de descubrimiento,  uno por uno nos confesamos y rompimos nuestras máscaras, en signo de iniciación y purificación.  Estábamos en camino.
Al día siguiente, domingo, celebramos en comunión la EUCARISTÍA. Un momento sin duda muy especial para todos. Como el día anterior, reflexionamos durante las catequesis y conocimos mejor las labores que nuestra organización lleva a cabo en Madrid. Tuvimos varios talleres donde pudimos ver el gran compromiso de la Familia Vicenciana. Ancianos Niños Madres maltratadas.

EXPERIENCIA - JMV Y JMJ LLODIO
EXPERIENCIA - JMV Y JMJ LLODIO

El FESTIVAL VICENCIANO, fue precioso y único. Los ánimos estaban ya muy caldeados, con esa complicidad y profundidad que tan solo en ocasiones consigues. Habíamos hecho ya muchos amigos. Era hermoso ver cómo íbamos descubriendo la comunidad por medio de la Oración. No obstante, quizás un momento muy especial fue el intercambio de costumbres y bailes entre las culturas extranjeras y nosotros. Pudimos presenciar, entre otras cosas, bailes tradicionales de Laos, Vietnam, Eslovaquia o Grecia. Fue precioso, único.

   Y entonces llegó el lunes, con su Oración, su Reflexión, sus risas, sus canciones, su convivencia.
Esta vez nos tocó a los nativos mostrar a los demás lo mejor de cada región, y con preparación, buen rollo y labia conseguimos sacar lo mejor de nosotros y hacer partícipes de ello a todos. Fue una noche mágica en la que todos los jóvenes y no tan jóvenes de la Familia Vicenciana nos unimos para cantar, vivir la fe de forma divertida y pasarlo genial. Juntos vimos brillar los fuegos artificiales en el cielo y clausuramos la EJV.

EXPERIENCIA - JMV Y JMJ LLODIO

   Algunos amigos se iban, otros se quedaban, todos deseando alargar esos momentos lo máximo posible. Al día siguiente, el Papa llegaría, y la JMJ comenzaría

EXPERIENCIA - JMV Y JMJ LLODIO

   No todos tienen el honor de poder decir que han asistido a la Jornada Mundial de la Juventud. Un encuentro global de jóvenes con el Papa, la cual nos interesa a todos nosotros porque puede suponer un gran estímulo para nuestra Vida Cristiana y una oportunidad de vivir en primera persona la Universalidad de la Iglesia. La JMJ, es una experiencia única, que es necesaria vivirla junto a otros jóvenes que tienen las mismas inquietudes.

   El primer día de la JMJ asistimos a la misa de inauguración del cardenal Rouco. A pesar del calor, de los empujones, pisotones, mareos por causa del calor y  la inmensa masa de personas que asistieron, todos nos reunimos delante de pantallas gigantes, para poder ser testigos de la homilía. El silencio, las miradas de los peregrinos, los gestos de fe, todos ellos fueron continuos símbolos.
Miércoles, a la mañana nos reunimos por grupos lingüísticos en las basílicas más cercanas para recibir la catequesis de los obispos. Y nosotros ansiosos esperábamos la llegada del Papa del día siguiente.

   Por fin, había llegado el día, jóvenes de todo el mundo esperaban en la plaza Cibeles para recibir al Santo Papa.
Al día siguiente, todos fuimos testigos del Via crucis. Miles y miles de peregrinos, con sus diferentes banderas, colores, cantos… pero con una misma sonrisa y una misma fe nos encontrábamos a los lados del paso, conformándonos con ver al Papa tan solo unos pocos segundos. Era suficiente.

EXPERIENCIA - JMV Y JMJ LLODIO

   Sábado,  un día muy esperado para muchos, el impresionante Cuatro Vientos era nuestro próximo destino. Todos cargados con nuestros sacos, esterillas después de unas largas colas en el metro de Madrid al fin nos embarcamos. Caminando hacía el enorme aeródromo todos dábamos lo mejor de nosotros; vecinos de la zona desde sus ventanas arrojando cubos de agua, sirviéndonos vasos y botellas de agua para no deshidratarnos, prestándote gorras para el calor… todos esos pequeños detalles son los que forman la JMJ.

   Una vez allí, en el majestuoso escenario de medio kilómetro de largo, testimonios de jóvenes misioneros, hermanas y actuaciones daban comienzo a la jornada. Parecía imposible manejar a los dos millones de personas, pero no, todos los voluntarios, servicios sanitarios, bomberos, organizadores pusieron todo de su parte para que todos estuviéramos cómodos.

   Todos atentos escuchamos el discurso del Santo Padre. Era impresionante la gente que había cambiado de continente, recorrido medio mundo o quizás un mundo entero, y todos estábamos allí.
EXPERIENCIA - JMV Y JMJ LLODIO

   Desgraciadamente, el tiempo no acompañó. Empezó a jarrear, de repente, nos encontrábamos en medio de una tormenta. A pesar de todo ello, contra viento y marea,  no se movió nadie. Todos metidos en sus sacos esperando a que amainase. Y así fue.

   Dos millones de personas pasando la noche en cuatro vientos, con mucha ilusión los peregrinos dejamos nuestras comodidades para pasar una noche al aire libre.  Amaneciendo juntos, un nuevo despertar, llenos de paz fuimos testigos de la Homilía de la Santa Misa del Papa. A muchos se nos puso la piel de gallina, al oír el silencio de tanta muchedumbre. No había palabras para explicarlo.
 Finalizada esta misa, finalizó la JMJ. Todos de vuelta a sus continentes, países, casas…pero  sin lugar a dudas la Jornada Mundial de la Juventud, nos ha calado dentro de todos nosotros.  Ahora si podemos decir;


Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la Fe.

Si en un principio, cuando proyectábamos este viaje nos hubieran preguntado : ¿ qué buscáis ¿ LA RESPUESTA NO HUBIESE SIDO CON SEGURIDAD LA MISMA QUE HOY DARÍAMOS UNA VEZ VIVIDA LA EXPERIENCIA. FUÍMOS POR UN CAMINO Y VOLVIMOS POR OTRO” BENEDICTO XVI : NO OS AVERGONCÉIS DE JESUCRISTO, ID Y ANUNCIAD EL EVANGELIO

                             JUVENTUDES MARIANAS DE LLODIO

EXPERIENCIA - JMV Y JMJ LLODIO
Alta-web |Comentarios | Email | Novedades | Encuentro | Portal | webmasters |
alfanet87,scp