Provincias canoónicas:

NAVEGACIÓN

  FUNDADORES

CONÓCENOS

CONÓCENOS: HIJAS DE LA CARIDAD

                                    CONÓCENOS: HIJAS DE LA CARIDAD

Hijas de la Caridad

Nacemos en el S. XVII, el 29 de Noviembre de 1.633. En respuesta a la llamada de Dios en su tiempo, San Vicente y Santa Luisa fundaron la Compañía de las Hijas de la Caridad para servir a Jesucristo en los pobres con espíritu de humildad, sencillez y caridad.

Fieles a nuestro bautismo y al espíritu de los Fundadores, las Hijas de la Caridad, continuamos disponibles  para ese servicio y las nuevas y crecientes necesidades de hoy, haciendo realidad el carisma de San Vicente y de Santa Luisa: “Servir a Jesucristo en la persona de los Pobres”.

La Hija de la Caridad es la sierva que se da a  Dios para el servicio de Cristo en el pobre corporal y espiritualmente en castidad, pobreza y obediencia. Estos votos son no-religiosos, anuales y siempre renovables cada 25 de Marzo, día de la  Encarnación.

Este modo de vida entregada a Dios es reconocido en la Iglesia como Sociedad de Vida Apostólica.

Cada una de nosotras está llamada a ver a Cristo en los otros y a ser Cristo para los otros.

Cristo nos llama a continuar su misión, nosotras somos sus manos y sus pies, su mirada de amor, su sonrisa. Es el amor de Cristo el que nos impulsa y fortalece desde una profunda vida de oración.

Hoy en los cinco continentes las Hijas de la Caridad vivimos nuestra misión de servir a Dios en la persona de los pobres en Comunidad de vida fraterna; este estilo de vida nos enriquece y da fuerzas para trabajar unidas en favor de los más pobres.

                 CONÓCENOS: HIJAS DE LA CARIDAD
               
Hoy la historia sigue su curso. El clamor de los pobres se hace ensordecedor y las Hijas de la Caridad continuamos poniendo nuestras vidas y nuestros esfuerzos en la construcción de un mundo mejor basado en la justicia y en la fraternidad.
               
Necesidades nuevas piden respuestas nuevas. Las injusticias sociales de nuestros días no son menores que las del tiempo de San Vicente y de Santa Luisa. La historia de salvación requiere siempre amor, fortaleza, gratuidad, audacia,  compasión y creatividad. Toda la Compañía está al servicio de la Iglesia y participa de su misión.

«Dadme un hombre  de oración y será capaz de todo» (San Vicente XI, 778)   

               CONÓCENOS: HIJAS DE LA CARIDAD

Web internacional: http://www.filles-de-la-charite.org/es/

Web de España: http://www.hijascaridad.org/

Presencia en España: http://hijascaridad.org/portal/provincias.html