Ir a Página Principal
 Ancianos |Cooperación|Educación|Formación| Hog.Infantiles |Marruecos|Obra Social |Sanidad |
ENCUENTRO CONJUNTO GRANADA - SEVILLA
Reseña del encuentro 
“TU VES COSAS Y DICES, ¿ POR QUÉ?. PERO YO SUEÑO COSAS Y DIGO, ¿ POR QUÉ NO?"
ENCUENTRO CONJUNTO GRANADA - SEVILLA

    Y es que ante la realidad que nos toca vivir (social y comunitaria) parece que la vida, que nuestra vida seENCUENTRO CONJUNTO GRANADA - SEVILLA ha convertido más que en un proyecto esperanzador de lucha y cambio en una rutina aplastante, en un arrastrar la vida como se pueda. Se ha convertido más que en saborear la vocación tan apasionante a la que el Señor nos ha llamado, en un hacer las cosas por pura inercia, en hacer normales las cosas que no son normales porque no estamos llamadas a ellas. Unos les llaman crisis del Espíritu, otros que la religión hoy ya no es significativa. Y ante este planteamiento no nos queda más que SOÑAR, y no por escapar o huir de la realidad, más bien porque el sueño nos traslada al mundo de lo posible, quizás a largo plazo, pero nos empista y empuja a convertirnos en luchadoras, nos empuja a buscar soluciones y caminos por dónde andar, el sueño nos interpela para que seamos fieles a ese proyecto que Dios tiene para cada una de nosotras. ¿será posible?

    Nuestros fundadores soñaron una compañía que ni siquiera imaginaron lo que hoy es, pero sí tenían claro cómo querían relacionarse con Dios, ellos hicieron una lectura del Evangelio, miraron al Cristo Evangelizador, al Cristo servidor de los pobres. Este fue el legado precioso que nos dejaron a nosotras Hijas de la Caridad, el cual soplen los vientos que soplen, no hemos de perder de vista, y el cual nos sitúa en el mundo desde esta perspectiva. Y para hacer que este sueño hoy siga siendo nuestro sueño, hoy siga siendo el Espíritu Vicenciano que nos legaron los fundadores podríamos hacerlo desde las siguientes perspectivas:

  • Acoger la tradición no como peso de una estructura inamovible que hoy ya no es significativa, sino como la vivencia profunda que vivieron las primeras hermana con sus acciones individuales reflexionadas y compartidas, y estas acciones indudablemente insfluyeron en la sociedad que les tocó vivir y a la que transformaron.
    Esta acogida la haremos desde una reflexión profunda y un encuentro positivo con la tradición.
    Volver a los orígenes, para renovarnos, hacernos nuevas y estrenar, para ello hemos de saber lo que nos convoca. Conocer y comprender el proyecto inicial releido y comprendido en nuestro tiempo para comprender a la compañía hoy, conocer las transformaciones acaecidas en la sociedad y la Compañía. Es decir traducir el Espíritu en los orígenes comprendiendo la realidad jurídica de la Compañía (estatutos, reglas, etc) y desde el estilo de vida que nos caracteriza: servir a los pobres con unas virtudes muy peculiares.
  • Trabajar en la virtud: es un planteamiento habitual y no ocasional que descubre en su conjunto una imagen de mujer redimida por Jesucristo, es una disposición habitual y firme para hacer el bien, es una dinámica interior que me lleva a tomar postura siempre para lo bueno. Por tanto la virtud es activa yENCUENTRO CONJUNTO GRANADA - SEVILLA cambia la historia.
     
  • Entender hoy la humildad. Habría que hacerlo en primer lugar clarificando los falsos equívocos que ha habido sobre ella, hoy sería entendida como la perfección de la vida cristiana, la vida vivida en referencia a Jesús de Nazaret.
    Por tanto nos podríamos acercar hoy a la humildad desde la relación que cada persona mantiene con Jesucristo (“es necesario que El crezca para que yo disminuya”), y ajustando nuestra vida a la de Jesús, lo que hará cambiar mis intereses, mis deseos, mis gestos... porque se mirarán desde otra perspectiva.
        Si somos capaces de vivir así la humildad se nos abrirán nuevos horizontes, el de la libertad, nos hará discernir las propias propuestas, tendencias y sentimientos; nos abrirá a la solidaridad, a querer estar en las parcelas marginales y con los crucificados del mundo; nos abrirá al diálogo fecundo, sin imponer ni utilizar; nos abrirá a la audacia, nos llevará a preguntarnos interiormente hasta dónde y hasta cómo.
     
  • Entender hoy la sencillez. Lejos de la apatía reinante y el vivir desde lo superficial la sencillez es un modo de ser y estar con unas características especiales que son apertura, transparencia, claridad, luminosidad, autenticidad, verdad y rectitud de intención. La sencillez nos abre a ser personas integradoras, tener claros los criteros; nos abre a la autenticidad, nos relacionemos con quien lo hagamos lo haremos en coherencia; nos abre a la continua búsqueda personal y comunitaria, alejadas de la instalación; a la experiencia de sentirnos amadas, saber recibir y dar afecto; a la solidez, firmeza y confianza en nosotras mismas.
     
  • Entender hoy la palabra tan manipulada, el amor. hay que diferenciar la caridad de la solidaridad, la caridad está en otro orden que entendieron muy bien nuestros fundadores, amor efectivo y afectivo. el amor nace de Dios, de la fe, de sentirnos amadas por Dios que nos llevará ha referir todo lo que hagamos directamente en el amor que tengamos a Dios. El amor se establece en lo cotidiano y nuestro sitio está entre los pobres, la caridad nos llevará a cambiar estructura, a vivir la vida comunitaria sin juzgar, sin criticar, aceptando la corrección fraterna; la caridad nos llevará a entregarnos en gratuidad y con generosidad; la caridad nos llevará a regalarnos a nosotras mismas.

    Este es en definitiva nuestro Espíritu, el carisma fundacional que nunca hemos de perder de vista aunque haya que ir cambiando estructuras, mentalidades, formas de hacer las cosas que antes fueron válidas y que hoy no son significativas. ¿por qué? ¿cambiar por cambiar? No, cambiar porque queremos seguir siendo significativas al mundo de hoy, al mundo donde servimos, porque si queremos que nos entiendan tenemos que usar los mismos lenguajes, sin perder como he dicho ante la identidad o el Espíritu.

    Lo reseñado anteriormente en síntesis, ha sido el trabajo que durante los días del 6 al 8 del pasado febrero las hermanas jóvenes de la provincia de Sevilla y Granada estuvimos realizando en Sevilla en uno de los encuentros de formación que nos facilita la comunidad. Nos acompañó Sor Carmen Rodríguez, HC de la provincia de San Vicente que nos impulsó, nos empistó e infundió ganas para trabajar con todas nuestras fuerza, y llegar a ser esas Siervas de los pobres que intuyeron nuestros fundadores y a lo que Dios llama cada día a ser a cada Hija de la Caridad.

    La conclusión de todo lo trabajado lo hicimos componiendo por grupos una canción, las letras y la coreografía fueron de lo más originales, unas con tonos de humor y otras más serias, había de todos los gustos. Aportamos una con una música muy escuchada en este último año, color esperanza.

CANCIÓN: "HABLANDO DE CARIDAD"


HABLANDO DE CARIDAD

Sé más coherente hoy con tu vivir, servir al pobre depende de ti,
eso es amor
Viene a tu vida y se te da.
Sí, miles de pobres esperan tu sí, entrégalo,
pues ya no eres de ti,
Eres de Dios, vive el amor y lo tendrás.

REGALA SONRISAS, COMPARTE TERNURA,
EXTIENDE TU MANO ES UNA LOCURA,
SE FUERTE Y CONSTANTE, TU AMOR ME LIBERA
ROMPE LAS CADENAS, QUE ME ATAN SEÑOR

Sé que con esfuerzo se puede lograr,
servir al pobre con fidelidad.
Y con verdad, contagia a tu comunidad.
Dar de lo que sobra no es caridad,
por eso has de darte en gratuidad a los demás
Y así su vida alumbrará.


Alta-web |Comentarios | Email | Novedades | Encuentro | Portal | webmasters |
alfanet87,scp