Ir a Página Principal
 Ancianos |Cooperación | Educación | Formación | Hogares Infantiles | Obra Social | Sanidad|
ASAMBLEA PROVINCIAL (J.M.V)
Villaobispo, 8-10 enero 2004

Programa:
Día 8 de enero
Día 9 de enero
Día 10 de enero
 
Día 8 : Por una asociación con identidad propia y asentada en nuestro tiempo

En 1979 nace en España Juventudes Marianas Vicencianas. Veinticinco años después, la asociación inspirada por María se introduce en un proceso de renovación y de cambio.
La Provincia de Gijón se pone en movimiento con dos ideas claras en la mente de sus miembros: JMV es una asociación con su propia historia y carisma, que deben ser defendidos; pero también es un movimiento cristiano enmarcado en una realidad concreta que no debe ser olvidada.

Para profundizar más en estos aspectos, la Asamblea de la Provincia de Gijón dedicó sus primeras horas de trabajo a reflexionar acerca de los principios fundacionales de JMV y de nuestros deberes dentro del marco legal, tanto en lo que atañe al Derecho Canónico como a la legislación española.
Los participantes en esta asamblea estamos convencidos de que cada paso que hemos dado en esta primera jornada nos sitúa más cerca de nuestro objetivo y de que pensándonos, seremos capaces de hacer nuestros de nuevo la radicalidad y el compromiso con el otro que expresaban San Vicente y Santa Luisa en sus acciones.
Inspirados por ellos y por el Espíritu deseamos que para todos nosotros tenga lugar este año un “NUEVO PENTECOSTÉS” como ocurrió hace 25 años para los artífices del nacimiento de Juventudes Marianas Vicencianas.
 
Día 9 : “Señor, ¿cuál es el camino que debo seguir?”

El refranero popular recoge la siguiente máxima: “Aquel que busca, corre el riesgo de encontrar” y todo hay que decirlo, como siempre en estas materias, nuestros viejos estuvieron muy acertados.
Como si de un adolescente se tratase nuestra asociación ha empezado hacerse los interrogantes más básicos pero a su vez más complejos que un individuo puede plantearse, esto es, quién soy, hacia dónde camino, con quién, qué significa ser yo, etc.
Todas estas cuestiones, planteadas en su justo momento, situaron a nuestra asamblea durante esta segunda jornada ante una auténtica crisis de identidad.
Pero, tranquilos todos, porque al igual que las de nuestros jóvenes, estas catársis tremendistas cogidas a tiempo y reconducidas por un buen acompañante pueden convertirse en el mejor abono para el crecimiento personal.

A estas alturas me imagino que la gran duda será saber cuál era nuestro gran problema (eso por supuesto si no os habéis encontrado vosotros con el mismo.) Pues es el siguiente: si JMV es una asociación de jóvenes o para jóvenes. En apariencia, se trata de una simple divergencia preposicional pero a la larga puede convertirse en un pequeño gran problema de identidad.
Después de 25 años, los miembros presentes en esta asamblea no hemos sido aún capaces (veremos mañana) de discernir entre lo que realmente somos, por miembros y por estatutos, y lo que creemos que luciría mucho más a la hora de conseguir ciertos objetivos económicos.
Para los que se les ha puesto cara de asustados, no os preocupéis, a este último apunte sí que hemos llegado y... ¡nuestra identidad no está en venta, ni por un puñado de euros!
La Palabra ha removido los cimientos pero no las bases. Los presentes seguimos con ganas de mejorar y apostar por una atención al pobre; además de estar dispuestos a seguir caminando porque sabemos que nuestro futuro está ahí, esperándonos,

Día 10 : Cuando os reunáis en mi nombre, allí en medio de vosotros, estaré Yo

¡Ya sabemos lo que somos! Somos una asociación para jóvenes y lo creáis o no este descubrimiento es uno de los logros más importantes que hemos conseguido los asamblearios de la Provincia de Gijón después de jornada y media de trabajo.
Tal y como esto lo hemos dejado saldado, hay otras muchas cosas que se nos han quedado en el tintero, entre ellas, el papel que queremos que tengan las Hermanas y Padres Paúles en el movimiento, aunque suponemos que será en consonancia con el de ahora, es decir, guías del proceso y mecenas.
Por otra parte, otro de los aspectos importantes a destacar de esta asamblea y de las que se han celebrado es su carácter democrático. Es posible que por el hecho de ser la primera vez que los Consejos Provinciales organizaban actos de este tipo, en muchos casos, se haya tenido que pagar la novatada. Pero, no podemos dejar que esos momentos de caos nos hagan olvidar lo bonito y enriquecedor que es poder participar activamente en la construcción de algo que nos interpela e importa como es JMV.
El discutir, el preguntar, el decepcionarse por algo (una propuesta que no va adelante, una opción que no se comparte…) son todo síntomas de que uno se juega algo, y, permitid que os lo diga, es así. Porque cada vez que alguno de nosotros intervino durante esta asamblea, tanto en grupo grande como en pequeño, sin saberlo, ha hecho nuestra COMUNIDAD algo más grande y fuerte.

En nuestros centros de origen nos escogieron porque sabían que defenderíamos con uñas y dientes aquello que pensásemos correcto pero que al mismo tiempo, seríamos capaces de discernir y ver si estábamos equivocados.
Espero que nosotros y vosotros hayamos cumplido sus expectativas, y, tengo esta ilusión no sólo por lo que significa para los centros sino por la relevancia que tiene para el futuro de nuestra asociación.
La máquina del cambio en JMV se ha puesto en marcha y su funcionamiento depende del combustible que todos estemos dispuestos a echarle. Por esto mismo, por ser motores de cambio y apostar por un compromiso vicenciano desde vuestra vida y para la vida, muchas gracias.
Y para terminar, un último apunte, que JMV, y nosotros con ella, no dejemos nunca de interpelarnos sobre cuál es el camino que Dios ha pensado para nosotros, porque cada vez que lo hacemos (y de esto estoy casi segura) el Reino está más cerca.
Loli Martínez (comisión de prensa)
¿Qué es J.M.V.?

Alta-web |Comentarios | Email | Novedades | Encuentro | Portal | webmasters |               alfanet87,scp