Ir a Página Principal
 Ancianos |Cooperación | Educación | Formación | Hogares Infantiles | Obra Social | Sanidad|
CELEBRACIÓN DEL MIÉRCOLES DE CENIZA EN EDUCACIÓN SECUNDARIA
       
 COLEGIO PATRONATO SAN JOSÉ (GIJÓN)
CELEBRACIÓN DEL MIÉRCOLES DE CENIZA EN LA E.S.O.

MONICIÓN DE ENTRADA

   Un año más somos convocados para comenzar un tiempo fuerte para los cristianos: la Cuaresma
   La Cuaresma es un tiempo de cambio y oportunidad para mejorar nuestras vidas. Eso es convertirse, cambiar.

   Convertirse significa dar marcha atrás. Volver sobre los propios pasos. Significa mirar lo que se esconde al otro lado de la propia vida. Las actitudes que hay detrás de nuestros actos, las opciones que reflejan nuestras actitudes.

Oración:

Señor, ayúdanos con tu gracia, al empezar la Cuaresma.
Cierra los ojos a nuestras faltas y debilidades
y mira nuestro sincero deseo de caminar hacia las Fiestas de Pascua
con un corazón arrepentido y dispuesto a seguirte.
Ayúdanos a ser fieles al Mensaje de Jesús,
y a pedir perdón si nos apartamos del camino.
Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

LECTURA: “VOLVED A MÍ DE TODO CORAZÓN” (Jl. 2,12)

    Vuelve a mí. No vayas tras los dioses extraños, engañosos.
Vuelve a Mí. No tienes que hacer mucho camino.
Solamente el trayecto que va de tu mente al corazón.
Volver a Mí es entrar en ti.

    Vives hacia fuera, corres muy deprisa y te fatigas.
Vuelve a Mí, entra en ti, y tendrás descanso.
Vives hacia fuera, quieres gozar todo,
comprar todo, pero estás insatisfecho.
Vuelve a Mí, entra en ti y te sentirás saciado.

    Vives hacia fuera, buscas diversiones, olvidarte, huyes de ti mismo.
 Pero es terca la tristeza. Vuelve a Mí, entra en ti,
 y tendrás consuelo, alegría hasta las lágrimas.

    Vives hacia fuera, adoras la belleza, te seduce, la persigues,
pero te sientes sucio. Vuelve a Mí, entra en ti, y te saciarás de la hermosura.

    Volved a Mí, los que estáis tristes y cansados,
 los que habéis perdido la esperanza, los que vivís desorientados, sin sentido,
 los que os dejáis llevar por las pautas que otros dictan,
 los que tenéis el corazón apagado y desgarrado.

    Yo seré medicina para vosotros, cambiaré vuestro corazón radicalmente,
 para que soñéis un mundo distinto, solidario,
 para que sembréis esperanzas, para que os rebeléis contra dictadores y señores,
 para que abráis vuestras manos, siempre abiertas y disponibles,
 para que el corazón empiece a arder, siempre encendido.

 

LECTURA DEL EVANGELIO : Mat. 6, 1-6

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo.

   En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

‑ "Cuando hagas limosna, no lo vayas pregonando, como hacen los hipócritas en los templos y por las calles, para ser vistos por los demás. Cuando tú des limosna, que no sepa tu mano izquierda, lo que hace la derecha".

   "Y cuando reces, no hables mucho, como los charlatanes, que se figuran que cuanto más hablan, más van a ser escuchados. No seáis como ellos, porque vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes de pedírselo".

   "Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas, que desfiguran su rostro. Tú, cuando ayunes, pon cara alegre, para que no noten los demás que ayunas, sino tu Padre que ve en el secreto del corazón”.

 Palabra del Señor.


BENDICIÓN DE LA CENIZA: ( Según el Misal)

  
Si encuentra eco en ti todo esto,
si lo vas a vivir en este sentido,
ponte un poco de ceniza en tu cabeza.

IMPOSICIÓN DE LA CENIZA. Después de recibir el signo de la ceniza se colocará la mano sobre la Palabra de Dios, que  permanece abierta al lado del sacerdote, en señal de querer vivir según el Evangelio.

(Durante la imposición se pueden entonar cantos o poner música)

Momento de silencio

TODOS:

Ayúdame, Dios mío, por tu bondad.
Perdóname por lo que no hago bien, tú sabes cómo soy.
Yo sé que no miras lo que está mal, sino lo bueno que es posible.
Te gusta un corazón sincero,
y en mi interior me das sabiduría.
 
Oh Dios, crea en mí un corazón puro,
renuévame por dentro con espíritu firme;
no me dejes vagar lejos de tu rostro,
no me quites tu santo espíritu.
Enséñame a vivir la alegría profunda de tu salvación,
Hazme vibrar con espíritu generoso:
entonces mi vida anunciará tu grandeza, enseñaré tus caminos a quienes están lejos,
los que se alejan volverán a ti.

Hazme crecer, Dios, Salvador mío, y mi lengua cantará tu justicia.
Señor, me abrirás los labios,
y mi boca proclamará tu alabanza.
Los sacrificios no te satisfacen:
si te ofreciera ritos sólo por cumplir, no los querrías.

Lo que te ofrezco es un espíritu frágil; mi persona,
un corazón quebrantado y pequeño, tú no lo desprecias.

Señor, por tu bondad, favorece a tus hijos. Haznos fuertes en tu presencia.
Entonces te ofreceremos lo que somos, tenemos, vivimos y soñamos y estarás contento.

(Oración inspirada en el Salmo 50)

PADRE NUESTRO

CANCIÓN : (mientras se van despidiendo)

Yo siento, Señor, que Tú me amas.
Yo siento, Señor, que te puedo amar.
Háblame, Señor, que tu siervo escucha,
háblame, ¿qué quieres de mí?
Señor Tú has sido grande para mí,
en el desierto de mi vida ¡háblame!

YO QUIERO ESTAR DISPUESTO A TODO,
TOMA MI SER, MI CORAZÓN ES PARA TI.
POR ESO CANTO TUS MARAVILLAS, POR ESO CANTO TU AMOR.

Te alabo, Jesús, por tu grandeza,
mil gracias te doy por tu gran amor.
Heme aquí, Señor, para acompañarte,
heme aquí, ¿qué quieres de mí?
Señor, Tú has sido grande para mí,
en el desierto de mi vida ¡háblame!

Página inicial Colegio Patronato San José
Alta-web |Comentarios | Email | Novedades | Encuentro | Portal | webmasters |               alfanet87,scp