Ir a Página Principal
 Ancianos |Cooperación | Educación | Formación | Hogares Infantiles | Obra Social | Sanidad|
TRIDUO EN HONOR A LA VIRGEN MILAGROSA Y SU MEDALLA. A RÚA 2008 COLEGIO NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA

TRIDUO EN HONOR A LA VIRGEN MILAGROSA Y SU MEDALLA A RÚA 2008

 

   Desde el día 25 estamos celebrando el triduo de la Medalla Milagrosa en A Rúa. Es un momento muy bueno para recordar, celebrar y vivir una devoción mariana tan cercana a nuestro carisma vicenciano: decir Hijas de la Caridad es decir apóstoles de la Medalla Milagrosa.

   Nuestra parroquia tiene mucho aprecio a las imágenes y fiestas de la Virgen. Baste como muestra que la patrona de la parroquia es la Virgen de Fátima y que el paso de Nuestra Señora de la Encina por el pueblo, en fechas cercanas, atrajo a gran cantidad de fieles.

   Honrar a la Inmaculada Virgen Milagrosa no desentona para nada dentro de nuestra vida cristiana parroquial, más bien la enriquece.

   Contamos con la presencia de los fieles, del párroco y del Consiliario de la Asociación de la Medalla Milagrosa y también con un sacerdote invitado, quien se ocupa de la presidencia eucarística y la predicación durante el triduo.

   Este año se invitó a D. Félix Álvarez Rodríguez, joven sacerdote ourensano (de Louredo, Cortegada de Baños) que distribuye sus horas entre el trabajo del Obispado, tres parroquias, un Equipo de Nuestra Señora (movimiento católico de matrimonios) y la Visita Pastoral.

   Estos días entre nosotros le han alegrado y marcado de modo positivo. Agradeció la hospitalidad de las Hijas de la Caridad y pudo disfrutar de una pastoral distinta.

   De sus homilías durante el Triduo vamos a resaltar las ideas clave.

   Se basó en las revelaciones de Santa Catalina para animarnos a llegar a la Revelación plena, Jesucristo, que es imagen visible de Dios. También nos remarcó la importancia de la memoria (sobre todo a nivel de fe y celebraciones) y de los recordatorios con los que contamos para no dejar de lado la presencia de Dios y María.

   En el primer día habló de la revelación como la meta del cristiano y de las revelaciones particulares como senderos a esa meta.

   Lo importante es llegar a Dios, siendo el único Camino Cristo. Dios permite una serie de revelaciones privadas que actualicen el Mensaje evangélico, sin cambiarlo. Las revelaciones de Santa Catalina son un sendero seguro hacia Dios.

   Al día siguiente se paró en la primera revelación y cómo en ese mensaje lo central no son los anuncios de desgracias sino la certeza de la presencia y cercanía de María. También nos invita a pensar: ¿nos alejamos o nos acercamos a Dios en las dificultades?

   El tercer día fue también el día de fiesta. Por la mañana, procesión y Misa con niños provenientes del colegio Pablo VI- Fátima. La homilía fue didáctica, centrada en la Medalla y su explicación. Por la tarde, Misa con los feligreses y parándose en la importancia del recuerdo: recuerdo de nuestra fe y celebraciones, de lo central de la vida cristiana,… También pensamos en los recordatorios de esta devoción: la Medalla y la Asociación de la Medalla Milagrosa.

   Para ver las homilías y algunas fotografías tenemos la siguiente bitácora en Internet: www.sanctuus.blogspot.com, en los días correspondientes de noviembre.

   Y así pasaron tres días como tres soles, poniéndonos cerca de la Mujer coronada de estrellas, cerca de nuestra Madre, cerca de la Virgen María Milagrosa.

   Qué mejor manera para rematar esta crónica que esa bellísima y sencilla jaculatoria: Oh, María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Ti.

D. Félix Álvarez Rodríguez

C. Nuestra Señora de Fátima
+ Recursos Virgen Milagrosa
Alta-web |Comentarios | Email | Novedades | Encuentro | Portal | webmasters |               alfanet87,scp